Translate

Lograr armonía familiar

TEMAS... para el buscador.

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • PERSONA
  • EDUCAR POR EDADES
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • PREADOLESCENTES
  • ADOLESCENTES
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • PELÍCULAS
  • TIC Y NNTT
  • NAVIDAD

martes, 14 de febrero de 2017

San Valentín...



                                   
                              ¿CÓMO ES NUESTRO AMOR...?






       Querer a alguien tiene como dos fases. Primero aparece el enamoramiento, en el que vemos toda esa riqueza del otro, esos puntos luminosos que nos encandilan..., y queremos compartir toda la vida con él, con ella.




         Luego viene la fase de maduración del amor, en la que hay que hacer real ese destello que tuvimos al enamorarnos, que nos permitió ver lo que podemos conseguir si realmente nos interesa, si lo trabajamos día a día.





        En un amor maduro no solo hay sentimientos, sino que es preciso poner cabeza en ello, y voluntad para “querer” querer al otro con hechos concretos, con detalles. No basta con estar flotando en sentimientos favorables mientras duren… Hay que trabajar el amor, para que pueda perdurar en el tiempo.


       Es preciso hacer real ese amor. Saber compartir algo valioso, saber agradar, ser amables, luchar por conseguir nuestro mejor "yo", pulir el carácter, pensar en el otro, ver con sus ojos, pensar qué detalles concretos vamos a tener, saber poner paz en momentos tensos, saber perdonar, porque lo importante es la unidad de los dos, ¡hacer equipo!...




        Es como desplazar el centro de atracción del yo al tu... Pensar primero en la persona amada, ver qué necesita..., y no tanto en nuestro yo, porque eso empequeñece el amor.



        Por eso, un gran pensador, Tomás Melendo, señala que "querer es facilitar al otro que nos ame", porque al final, solo se es feliz en la medida en que amamos, y nos dejamos amar de la forma en que el otro nos ama...




      Por eso, podemos pensar un plan especial para disfrutar con la persona querida, y luego, intentar que todos los días sean especiales: hacer de lo cotidiano, algo extraordinario, porque ponemos detalles concretos cada día para reavivar ese amor.






Dejo un vídeo que me ha gustado. Para llegar lejos, hay que ir despacio...



                                            video




                                                       Mª José Calvo
                                                          optimistas educando y amando









viernes, 10 de febrero de 2017

EL AMOR NO TIENE SOMBRAS



    EL AMOR NO TIENE “SOMBRAS”… Y SI TIENE SOMBRAS, NO ES AMOR.



          Refloto un post que escribí a propósito de algunas sombras... Como han vuelto, os dejo estas ideas. 


          Leía en un tuit: “La sexualidad es tan bella que no se merece nada menos que estar protegida por el amor.” Me pareció muy acertado, porque la sexualidad es un bello misterio donde el amor personaliza.

             Es algo tan grande, tan bello, tan bueno, que solo cobra su sentido en el marco apropiado: el amor.


            Y, ¿qué es el amor?
           Amar es “ser especial” para el otro y viceversa. Es confiar, es saber que hay algo bueno y bello en él, o ella, que lucha por salir. Es darle la oportunidad de que lo exprese, es permitírselo. 

            Y es hacerle descubrir que es único, digno de atención. Hacerle ver su valor incalculable, su belleza, y el sentido de su existencia. Y también es manifestar al otro la alegría de estar a su lado, de apoyarle, de ayudarle a conseguir su mejor versión, lo que está llamado a ser
.


          Amar es desear el bien del otro, alegrarse de su felicidad. Es “tener hambre juntos, no devorarse el uno al otro”… como señala Gustave Thibon.





         El amor es una relación entre dos personas de igual dignidad. Es un diálogo entre el dar y el recibir entre dos que se quieren. Una corriente de ida y vuelta, un acoger y un ser acogidos por el otro.

          Y la base de la relación es el respeto. Porque le consideramos muy valioso, digno de ser querido.

             Por eso, cada uno ama y es feliz en la medida en que se preocupa del otro, de hacerlo feliz, de procurar su realización. No se trata de someterlo, sino de reafirmarlo en su persona. Y solo queriéndolo tal cual es, le podemos ayudar a lograr lo mejor de él.






           Podemos hacer un inciso. El universo se rige por unas leyes naturales, que las seguimos sin apenas darnos cuenta porque están impresas en nuestra naturaleza. Son saludables, buenas, ecológicas, y nos hacen felices. 

             Pero el hombre, puesto que es libre, a veces, en vez de orientarse por ellas y caminar hacia una meta valiosa, que en eso consiste la libertad, se aparta de su naturaleza, la “rompe”, y se encamina hacia algo sin sentido… que le atrapa, y le produce un estado de vacío, de tristeza, de infelicidad. Porque todo lo que se hace en contra de la naturaleza pasa factura.

             Y, ¿qué decir de la sexualidad? Para que una relación sea sana, la unión debe realizarse en todas sus dimensiones: afectiva, emocional, corporal, intelectual, y espiritual. Afecta a toda la persona, y llega hasta las "profundidades" de ella.

             En esos momentos es importante la ternura, para que el otro se sienta querido. Porque cuando permitimos que el otro sea lo primero, somos más felices: es la prueba de que queremos de verdad.


                Y el placer es uno de los elementos de la experiencia sexual, pero no es el centro. Si dejamos que lo sea, se convierte en una trampa. La sexualidad, cuando se la reduce a placer de receptor epidérmico, periférico, de “gustirrinin”, pierde su sentido. 

             Vaciamos de sentido al acto más importante y creativo de unión entre dos personas que se quieren; a lo más entrañable.

           Y al perder su significado nos quita parte del sentido de la vida. Acabamos obsesionados, desilusionados, aburridos… y no somos felices.







               Aquí debería terminar el post, pero en vistas de algunas “sombras” que hay por el ambiente, quería comentar alguna idea. 


               Cuando no damos primacía al amor, y pensamos en la sexualidad a secas, la sacamos de su marco, y entonces nos podemos “animalizar” un poco… 


video


                Y el dolor, ¿cómo enfocarlo? Porque el amor a veces conlleva dolor, pero es un dolor “sano” que me viene dado. Y ante él, primero hay que poner todos los medios humanos para tratarlo, para que desaparezca. Si no lo podemos erradicar, lo mejor es sobrellevarlo entre los dos, compartirlo juntos. 

                 Pero nunca es sano buscar el dolor por el dolor, y mucho menos hacer de la belleza de la sexualidad, un problema, o algo patológico. 


 Alguien pensará: ¿y si lo ves solo por curiosidad...? 
Podemos hacernos otra pregunta: ¿tomas un veneno, por ver cómo es su sabor?





Dejo el artículo que escribí para la revista Hacer Familia.





               Lo que pasa, es que así se prescinde del amor y de la dignidad de cada persona.



              Dejo un enlace de algo que me ha gustado, de la crítica de cine Ana Sanchez de la Nieta:

                  La 'oscura' sombra de  "Las sombras de Grey".

http://blogs.elconfidencial.com/espana/tribuna/2017-02-07/sombras-grey-cultura-violacion-cine_1327603/?     







                                                                                Mª José Calvo
                                                                     optimistas educando y amando





viernes, 27 de enero de 2017

SI QUIERES, ¡PUEDES!



                                  CONCILIAR ES COSA DE DOS...


                                         Si quieres, ¡¡puedes!!


            Dirigir y liderar una familia es cosa de dos. Hace falta tener una meta clara en la mente, y luego llevarla a la acción. Y es necesario trabajar en equipo, porque somos diferentes en el modo de ser, en la forma de relacionarnos, y también en la forma de llevar la familia. 





          Pero hace falta estar de acuerdo en los puntos clave, y mostrarnos unidos, especialmente ante los hijos. Cuando haya diferencias de opinión, saber hablarlo y unificar criterios. Es más importante la unión, el hacer equipo, el escuchar al otro, el conectar, que el quedarnos en el capricho de hacerlo a "nuestro" modo, o "ganar" esa batalla ...


            Y es preciso "hacerlo" cada día, convertirlo en obras, participar en la marcha de la familia (enlace sobre dirección familiar). Cuando los hijos se van incorporando, también es necesario implicarlos en lo que puedan hacer, con sus encargos correspondientes. La familia es de todos: quien no participa no se integra. 


              Además en familia se aprende a interactuar con los demás, a tener en cuenta los sentimientos, a querer a las personas por sí mismas, sin tener que demostrar nada, se nos ayuda en lo que necesitemos..., y se aprende lo importante de la vida. También es donde se adquieren habilidades personales, de comunicación..., a resolver problemas, a tener iniciativa, creatividad... etc.




            Os dejo este vídeo que me ha gustado, porque el trabajo de la familia es un trabajo en equipo... Hay que contar con las posibilidades y fortalezas de cada uno, hacer equipo, y lograr sinergia. Y eso, un día y otro..., pensando en los demás. Y esa capacidad de quererlos, expresada en obras, es lo que nos hace sentir en plenitud, y en definitiva nos hace más felices.


              Enlace de Familias numerosas de Euskadi: 
https://m.youtube.com/watch?feature=share&v=MpLihdGDzGA





video





                                   Mª José Calvo
                                            optimistas educando
                                           @Mariajoseopt       






miércoles, 11 de enero de 2017

AÑO NUEVO, ¡LUCHA NUEVA...!


     
                                                               
                                                              AÑO NUEVO...


          Comenzamos un nuevo año con deseos y propósitos por hacer. Quizá tenemos algunos proyectos e ilusiones... 





      También cuidar nuestra familia..., porque el amor en pareja es ese generador de energía que nos da su fuerza para acometer la vida, para superar dificultades, para crecer como personas... Y es en la familia donde cada persona se siente realmente querida, y donde es feliz, porque se preocupa de hacer felices a los demás, ya que la familia es el lugar propio de la relaciones verdaderamente humanas, gracias al amor incondicional.






           Por eso, podemos tener en mente algunas ideas para concretar, y hacer planes de acción en familia, con los hijos o en la propia pareja. Anoto algunas:


  • Agradecer los detalles
  • Mirar a los ojos
  • Escuchar con el corazón
  • Contar lo que tenemos en la cabeza.
  • Atender a los sentimientos.
  • Pensar en los demás
  • Elegir la peor parte...
  • Sonreír con frecuencia
  • Cuidar la amistad
  • Controlar el carácter
  • Pedir perdón
  • Ayudar en los encargos, sin que se note mucho
  • Otras que te parezcan mejor...


Dejo esta infografía que me ha gustado:







             Y referido al amor de pareja, núcleo de cada familia: ¿cómo mejorar el amor? Y, ¿crece solo con dejarnos llevar de los sentimientos? 

        En este planeta todo lo valioso hay que cultivarlo y hay que poner esfuerzo en ello. Si no, puede debilitarse, secarse y desaparecer… Por eso hay que poner empeño en hacer que nuestro amor de cada día se parezca a ese destello que tuvimos, que nos deslumbró. Es decir, que nos encaminemos a lo que nuestro amor está llamado a ser, si lo cultivamos.






           Porque, para que el amor no decaiga, podemos alimentarlo cada día con pequeños detalles, que con el tiempo se transformarán en hábitos y virtudes. El amor nos estimula y nos ayuda a crecer, a mejorar; y esos hábitos conseguidos alimentan al amor. Pueden ser hábitos de amabilidad, de generosidad, de entrega, de servicio, de empatía, de agradecimiento…





          Recurriendo a una metáfora, el amor es como un “fuego” que hay que avivar con pequeñeces continuas todos los días, y “grandes troncos” en los inviernos fríos; pero la hojarasca, los detalles, es lo que mejor “prende”. 

        Hay que evitar que el fuego disminuya, o se apague: hay que estar pendiente para que nos de su luz y su calor. Además, las exteriorizaciones sensibles del amor, esos gestos cariñosos, hacen que aumenten los sentimientos positivos hacia el otro, y hay que esmerarse en “avivarlos” cada día.    

           Dejo el enlace de una entrada: En el amor, "Año nuevo, ¡vida nueva!"...










El artículo publicado en la revista Hacer Familia:







                                                                             Mª José Calvo
                                                                             optimistas educando
                                                                             @Mariajoseopt









jueves, 29 de diciembre de 2016

DÍAS DE FAMILIA...



                                   HACER AMBIENTE NAVIDEÑO...



         En estos días de Navidad, en los que estamos más en familia, podemos crear un ambiente especial en casa, que además perdure durante todo el nuevo año...


                        





         Podemos hacer largas sobremesas o tertulias, cantando villancicos, contando historias familiares, o viendo buenas películas... También es momento para descansar y leer algo que nos guste y alimente el pensamiento y el corazón... 

         Se puede planear unas lecturas, desconectando un poco de las nuevas tecnologías y de pantallas, sobre todo cuidando a los más pequeños... 

       Para niños, son buenos, por ejemplo, los libros de Beatrix Potter, o El libro de la familia, o El libro de las virtudes, de W. Benett, o alguno clásico como Heidi, Platero, El Principito..., incluso La historia interminable de Michael Ende. También de aventuras como Los cinco, Los Hollister, libros de Mark Twain, o cómics de Tintín... En editorial Palabra hay muchos libros, por edades, con valores concretos para fomentar, como la amistad, la generosidad, la autoestima, la resiliencia, la responsabilidad... etc 

       También se pueden regalar biografías juveniles de personas valiosas..., como El mago de las palabras, sobre J. R. Tolkien..., y otros muchos. Endrina y el secreto del peregrino, sobre el Camino de Santiago...





        Y para adolescentes, por ejemplo, "Aquel verano" de Miguel Aranguren, o "Vigo es Vivaldi" de J. R. Ayllón... "Mujercitas", siempre entusiasma. También "Las Crónicas de Narnia"..., La Ciudadela, El Esbirro, Desde un tren africano, Una chabola en Bilbao, La vida sale al encuentro, El diario de Ana Frank, alguno de Julio Verne, El Principito..., Harry Potter y la piedra filosofal, Los tres mosqueteros...

      Para algo mayores, alguno de Cornelia Funke, como Corazón de tinta..., Eragon, de Crhistopher Paolini..., Ewilan de Pierre Botero, La casa encantada de Dickens, Crónicas de Dragon Lance, de Margaret W. Tracy, Elliot Tomclyde, de Joaquin Londaiz y Crónicas de la Atlántida..., La ladrona de libros, Las aventuras de Sherlock Holmes, El Señor de los Anillos, Momo de Michael Ende... y un largo etc.




       También "La Reina sin nombre", de María Gudín, novela histórica en tiempos de los godos, para jóvenes y adultos, pues siempre atrae por su belleza; o su nuevo libro, "Mar abierta", ambientada en el siglo XVII, en una mar infestada de piratas, y muchos otros, como El despertar de la señorita Prim, Dulce hogar, de Ed. Palabra, La victoria del sol, El planeta privilegiado...

           En plan formación familiar, por ejemplo Los siete hábitos de las familias altamente efectivas, de S. Covey, de Ed. Palabra, es un buen libro. También toda la colección de Hacer Familia, por edades de los hijos, o sobre amor y pareja... Otro que muy bueno, para padres de adolescentes, de Stenson, Cómo tratar a los adolescentes..., y para padres de hijas es muy bueno, Padres fuertes, hijas felices, de una pediatra: Meg Meeker.



                            
            Pensando en películas, por ejemplo, una muy propia de este tiempo es "Qué bello es vivir", de Frank Capra. Es un canto a la vida, y transmite el valor de la familia, el cariño de todos, la importancia de las personas queridas... más allá de las circunstancias y de las dificultades que podamos tener.




               Dejo un corte muy simpático, y otro muy emocionante...



video


video



                                        



         Otra película desenfadada, para ver en familia, puede ser "Solo en casa". Trata de la aventura de un niño que se queda solo en su casa, y cómo debe madurar y responsabilizarse ante los peligros que le acechan... Es divertida, para reírse un poco. 










         También hay otra apropiada por el ambiente de familia, por su delicadeza, su formación, y repleta de valores humanos nobles. Es "Mujercitas", adaptación de la misma novela, de Louisa May Alcott. Toca temas importantes como la amistad, la familia, el cariño, la enfermedad, la educación, el perdón, la responsabilidad, el amor, la vida...



       Además, se puede aprovechar para hablar con los hijos sobre temas que de otro modo no se nos ocurren, o nos cuesta más... 

     El cine es una forma de ver situaciones humanas, y nos puede ayudar a pensar algunas cosas, a hacer ver lo correcto, a dar formación, a establecer un diálogo con los hijos, en familia, a enseñar a ser críticos con lo que elegimos, o lo que transmite cada película... etc.



Algunas ideas más para ver en familia, dependiendo de las edades de los hijos:


  • Los increíbles
  • Del revés, Inside Out.

  • Enredados, de Disney.

  • Mientras dormías
  • Ana y el rey (adolescentes)
  • Australia (el valor de la familia, de la persona, de lo correcto...)
  • Bella (la empatía, la vida...)
  • Los míos, los tuyos, los nuestros (una gran familia)

  • Vive como quieras (divertida y familiar)
  • Harry Potter (amistad)
  • El Señor de los Anillos: La comunidad del Anillo.



                                             video

  • Adivina quién viene esta noche a cenar...
  • Historias de Philadelphia (simpática)
  • Spiderman 2. (responsabilidad)
  • Matrix (la realidad, la misión de cada uno...)
  • Men in black
  • El último regalo (valores importantes en la vida)
  • Gattaca (para pensar...)
  • Up (amor auténtico...)
  • Juno (para adolescentes, la sexualidad en su marco apropiado..., la vida...)
  • Independence day
  • Star Wars
  • ...

Espero que hayan sido útiles las sugerencias del post, 
y os deseamos una

             ¡¡muy Feliz Navidad!!, y un año nuevo lleno de cosas buenas...



                                                                                                                                                                                                Mª José Calvo
                                                        optimistas educando