Translate

Lograr armonía familiar

TEMAS... para el buscador.

  • OPTIMISMO
  • FAMILIA
  • VALORES
  • LIDERAZGO
  • EDUCACIÓN
  • PERSONA
  • EDUCAR POR EDADES
  • MUJER
  • AMOR EN PAREJA
  • PREADOLESCENTES
  • ADOLESCENTES
  • EL PERDÓN
  • EL DOLOR
  • PELÍCULAS
  • TIC Y NNTT
  • NAVIDAD

viernes, 24 de marzo de 2017

PROCESO DE MADURACIÓN CEREBRAL II.



                         PROCESO DE MADURACIÓN CEREBRAL. (2ª parte)



            El desarrollo y maduración neuronal se realiza, sobre todo, hasta los 18-20 años aproximadamente, aunque hasta los 20-25, no se ha completado totalmente. 





        Todo el desarrollo neurológico se hace de forma global y armónica, pero en cada etapa es más específico algo concreto. Por ejemplo, desde la concepción y gestación se va formando el estrato anatómico del cerebro, con las capas más profundas y primarias, pero vitales, luego otras más especializadas, como zonas motoras, sensoriales, emocionales, cognitivas, de equilibrio, memoria..., apareciendo redes de conexión entre ellas, y la corteza cerebral, que recubre todo, con capacidades más específicas de la persona humana, como el conocimiento y el propio pensamiento. 







          Lo primero en madurar, a nivel cerebral, son las zonas más primarias con funciones vitales. Hasta los 3 años más o menos, se desarrollan las zonas motoras, con la coordinación del movimiento a todos los niveles. 

       Luego, algunas zonas sensoriales, y su relación con otras áreas, como la auditiva, la visual, la motora... Aparece la capacidad del lenguaje, como a los 3-4 años, con su parte motora, en la corteza frontal, y su parte sensitiva, en la zona temporoparietal. 

      Esto, unido a la comprensión del mundo que le rodea, la adquisición progresiva de conocimientos..., hasta los 10-12 años. Y con ello, la comunicación y relación con otras personas, debido a la maduración de la zona cognitiva y emocional, con el sistema límbico (amígdala e hipocampo), en el lóbulo temporal. 








       En la etapa de la adolescenciael cerebro es muy inestable por los cambios que se producen. También en la afectividad: pasan por fases excitantes y otras muy abatidos, en un lapso muy corto de tiempo... Y surge la memoria autobiográfica, que ayuda a construir su identidad.




       Por eso, es el momento en que nace su intimidad, se desarrolla la personalidad y el gusto por las relaciones sociales, según las cualidades y preferencias de cada uno. Porque la persona es un ser relacional, necesita la interactuación con otras personas para construirse a sí misma.







           Y lo último en madurar es la corteza prefrontal y sus conexiones con otras áreas, como emocionales y de memoria, con la adquisición del pensamiento propiamente dicho, control de impulsos, la resolución de problemas, la toma de decisiones, el juicio… etc. Esto es lo más característico de la persona, y no se completa hasta los 22-25 años.









         Podríamos decir que la maduración del cerebro aparece en una onda desde atrás, hacia adelante y hacia arriba. Desde las capas más básicas o “primarias”, hacia las más complejas y propias del ser humano, especialmente el cortex prefrontal.




          Todas las células cerebrales tienen la dotación genética de XX ó XY, según se trate de un varón o una mujer. Por eso, cualquier estímulo hormonal, o de otro tipo, influye de manera específica en ello. 




               DIFERENCIAS POR SEXO:

       Una característica especial, dependiendo del sexo, es que en las chicas se suele desarrollar antes la zona cerebral del lenguaje, sobre todo en la corteza frontal, y en los chicos, generalmente, cobra más relevancia la zona viso-espacial, situada en lóbulo parietal.

     Otra característica: en las chicas, los estrógenos que ascienden en la adolescencia, estimulan neurotransmisores como la dopamina y la oxitocina, además de los opiáceos endógenos, que aportan bienestar y confianza respectivamente. Esto está relacionado con su gusto por las relaciones sociales. 

            En cambio, en los chicos,
 la testosterona y la vasopresina hacen que les guste la competitividad, y no tanto las relaciones sociales. También el riesgo..., porque valoran mucho la recompensa.




            ADOLESCENTES.

De todas formas, el cerebro adolescente no ha terminado de madurar. Son todo emociones, vividas al máximo, sin el necesario pensamiento. Porque el control de emociones, y la toma de decisiones, es todavía más "infantil", sin la maduración neuronal, ni las sinapsis adecuadas. 


          Por eso, no podemos pedirles que se comporten como un adulto. Y por otra parte, no podemos dejarles solos frente a situaciones que les desborden… Debemos seguir acompañándoles, aunque en un segundo plano, en algunos momentos, y saber decir "no" a determinados comportamientos. Necesitan nuestra guía, aunque no lo reconozcan, o crean ser "mayores", y más tarde lo agradecerán.










       Como señaló Santiago Ramón y Cajal, "todo hombre puede ser, si se lo propone, escultor de su propio cerebro", según su comportamiento, experiencias, convicciones, valores, acciones, hábitos... Y se basa en la plasticidad cerebral. Por eso es bueno pensar cómo queremos ser, y cómo queremos que sean nuestros hijos..., porque las acciones dejan huella.






       
        Además, con los hijos, el tratarlos mejor de lo que son en ese momento, les ayuda a madurar y a conseguir lo mejor de ellos. Si no, es como si no confiáramos, como si no los creyéramos capaces de... colaborar, de tener iniciativa, de pensar, de ayudar, de darse a los demás. Hay que saber motivarles con optimismo, para estimular su mejor personalidad, y luego confiar en ellos. Y eso es lo que les hará más felices.






                                                                             Mª José Calvo
                                                                 optimistas educando y amando
                                                                             @Mariajoseopt






viernes, 17 de marzo de 2017

DESARROLLO Y MADURACIÓN CEREBRAL I.

  


           
                                DESARROLLO CEREBRAL (1ª parte)


      Desde la gestación, la formación del cerebro es consecuencia de la formación de tejido nervioso, sobre todo de neuronas y algunas conexiones o sinapsis entre ellas, que irán en aumento en el primer año de vida.

        Los genes determinan el patrón y funcionamiento básico de circuitos cerebrales, y también influyen las hormonas, sobre todo en la adolescencia, debido a un ascenso muy notable. 

         Desde el embarazo aparecen cambios según el entorno, y luego con la relación con los demás, el cariño de los padres, su sonrisa, su amabilidad, el vínculo de apego, y posteriormente las propias acciones..., que van moldeando el cerebro, gracias a la plasticidad neuronal que posee. 


           El aprendizaje humano se realiza especialmente en las primeras etapas de la vida, y se lleva a cabo mediante la curiosidad y el asombro del niño, su motor de aprendizaje, y con los estímulos de la vida ordinaria. 









         Desde que nace nos observa atentamente, y aprende intentando imitarnos en todo. Además, le gusta repetir una acción hasta asimilarla y hacerla suya. Por eso es necesario que tenga un buen modelo en quien fijarse, y saber seducir con la belleza de los valores auténticos, hechos vida.

          


          Cuando el niño está en la cuna, con los tiempos de sueño, comidas, higiene, paseos…, y cuando va creciendo, con horarios, rutinas diarias, encargos, tareas..., a base de ejecutar unas acciones, se forman múltiples ramificaciones en las neuronas, creando sinapsis entre ellas. Y éstas se ven reforzadas con los estímulos adecuados, que respeten los ritmos de los niños, y con sus propias acciones motoras al principio, con la capacidad del lenguaje después, y con la relación con los demás...




          El periodo más importante en relación con las conexiones neuronales es hasta los 10-12 añoses un periodo de “explosión” o de formación de innumerables sinapsis. 



           También se completa la maduración nerviosa con la envoltura de las fibras nerviosas con vainas de mielina, alrededor de los axones o terminaciones neuronales. De esta manera, la sustancia gris inicial pasa a ser sustancia blanca.



         Por tanto es bueno dejarle capacidad de asombro por la vida, y que tenga los estímulos adecuados, pero no en exceso, porque eso no facilita la maduración neuronal. No querer quemar etapas antes de su tiempo, y que vaya aprendiendo a ser autónomo en cuanto pueda, y adquiriendo habilidades, destrezas, y relacionándose con los demás... 



     Algo importante en las primeras edades es cuidar la sobreestimación sensorial con respecto a las pantallas, a los videojuegos... etc., porque tienen un exceso de sonidos, luz, movimiento..., que desconciertan al niño, atrapando su atención, y anulando su capacidad de asombro y de pensamiento propio.

        Es muy recomendable respetar sus ritmos de crecimiento, acercarse a la naturaleza, y apoyarnos en la belleza de las cosas, de las personas. Cuando van creciendo, estimular su pensamiento, buscar vídeos infantiles bonitos, acordes con la realidad del niño, con su naturaleza, su tranquilidad, su desarrollo, sus tiempos de descanso, de juego… para que no sean alterados con todo tipo de estímulos, que saturan sus receptores, y no ayudan en absoluto al desarrollo cerebral, ni al aprendizaje.




          En la etapa infantil se van formando sinapsis, y se refuerzan las que más se usan. La "edad de oro” para el aprendizaje sucede antes de los 8 años. Lo que más le gusta a un niño es moverse libremente. Cuantas más oportunidades de movimiento, de conocimiento experiencial, de ejercicio físico, tenga, mejor. Y cuantos más sentidos emplee, mejor conocerá el mundo que le rodea y mejor desarrollará sus capacidades, gracias a esa fase sensitiva de la maduración cerebral. De esa forma, conecta distintas zonas cerebrales, y cuanto más trabaja eso, más aprende, y más lo fija en la memoria. El aprendizaje es consecuencia del trabajo intelectual, y no tanto de lo que una pantalla pueda aportar...





         

      Posteriormente, en la adolescencia, aparece una “poda selectiva” de ramificaciones, y una reorganización de algunos circuitos neuronales, debido al ascenso de las hormonas sexuales, que ayuda a la maduración cerebral. También aparece un reforzamiento de algunos circuitos y sinapsis ya establecidos, resultando mucho más eficaces. 




        Y todo dependiendo de los que más se usan, de las cualidades personales, de los gustos, del aprendizaje, del trabajo intelectual, de los intereses, las motivaciones, los valores… En definitiva, según la libertad de cada persona. Y es la forma en que cada uno podemos ir "modelando" nuestro propio cerebro...


          
              

                                                                      


                                                                              Mª José Calvo
                                                                 optimistas educando y amando
                                                                             @Mariajoseopt

miércoles, 8 de marzo de 2017

CUALIDADES DE LA MUJER...




EL VALOR DE LA MUJER...


          Cada persona es alguien muy valioso, independientemente de que sea hombre o mujer, de sus capacidades, de su forma de ser..

        Pero hoy le toca a la mujer. Ella posee unas cualidades especiales, específicas, como por ejemplo tratar de ser delicada, amable, elegante, fuerte, acogedora, estar en los detalles, llevar a todos en su corazón... 

      Es propio de la mujer acoger, ser como “una casa” donde los demás van a descansar, a encontrar cariño, calor de hogar, a recargar energías... Porque tiene mucha sensibilidad frente a las necesidades de los demás, se da cuenta de los posibles conflictos interiores y los comprende…, sabe mostrar el amor en detalles. Y no olvida que las personas son más importantes que las cosas.







           Dejo este vídeo que me ha gustado, para felicitar a cada una por ser como es..., ¡un regalo!, ¡una maravilla!


video




       Y, si además ha formado una familia, y es madre, adquiere unas capacidades y habilidades extraordinarias... Porque la mujer tiene una relación muy intensa con la vida. Por eso, "ser madre es un plus". (Lo mejor está al final)



video


        Y siempre, "detrás de un gran hombre, hay una gran mujer...", y al contrario también: por supuesto. 

           Esas diferencias entre los dos son las que nos atraen, nos enriquecen y complementan eficazmente. Y justo en esa complementariedad es donde descubrimos cada uno lo más específico nuestro, ya que lo vamos percibiendo al ver esos rasgos del otro, diferentes a los de uno mismo, sobre todo en el ámbito psicológico y espiritual. 


          Por eso, en las relaciones de pareja, hace falta fijarse especialmente en lo bueno del otro, y tener en cuenta las diferencias, lo específico del otro, para valorarlo, hacer equipo, y lograr sinergia. Especialmente en familia, ámbito propio de estas habilidades.






                                                                                 Mª José Calvo
optimistas educando y amando
    







jueves, 23 de febrero de 2017

GUIAR EN LAS TECNOLOGÍAS...

     


                                      GUIAR EN LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS




       Ya vimos en post anteriores algo sobre el desarrollo cerebral y cómo afectan las tecnologías en edades tempranas, si no se cuidan, si preferimos "calmar" a los niños, si no tenemos en cuenta las cuatro coordenadas que nos dicen si actuamos bien, o no, en determinada circunstancia. Porque el uso precoz, o inadecuado, puede retrasar el desarrollo del cerebro de nuestros hijos.


        Una de las coordenadas es el contenido que les mostramos, pero también es importante, además de tener en cuenta la edad de cada uno, el lugar donde se usan las pantallas, el tiempo de uso, y la compañía. Necesitan que les acompañemos, que les guiemos, que no les hagamos "huérfanos digitales", porque nos parece que no sabemos, o porque no tenemos tiempo para dedicárselo a ellos...

             




            Además, el término de "nativos digitales" con que se les llama, lleva a confusión. Parece que significa que estos niños saben manejarse en este mundo virtual, pero la realidad es otra. Lo que saben hacer es pasar el dedo por la pantalla, según lo que les atrae más..., pero no pueden organizar su aprendizaje, ni tamizar la ingente información, porque no tienen el cerebro estructurado como lo tenemos los adultos, que, además, nos hemos formado con una educación analógica. Les hace falta alguien que vaya estructurando sus conocimientos y su formación, y les vaya guiando en el aprendizaje. 

            También, que les diga lo que es correcto y lo que no lo es, y que les de criterios para pensar por cuenta propia, porque en la red, no todo es cierto, ni todo es real..., ni se puede decir cualquier cosa: antes hay que pensar.




            Por eso, es aconsejable estar al día, y retrasar al máximo la edad de inicio de las pantallas, no solo de las redes sociales, porque, además, nos están alertando de sus muchos peligros, como la adicción que crean las tecnologías, la falta de privacidad, la pornografía en edades cada vez menores, el sexting, el ciberbullyng, el grooming... etc.


          Otro punto es tener alternativas de tiempo libre "offline", para vivir realmente, para evitar la cada vez más frecuente adicción digital en adolescentes, que han perdido entusiasmo por las relaciones sociales. Y aquí es importante nuestra gestión del tiempo, porque al final vamos marcando un comportamiento, que imitarán... 


         Por eso es necesario cuidar los tiempos familiares, para que no se vean invadidos en exceso por las pantallas, y anulen la vida de familia. Mostrarles el atractivo de la amistad, de las relaciones humanas, lo emocionante de leer un buen libro, del deporte, de las excursiones al aire libre... etc. Y poder enseñarles lo importante de la vida, las motivaciones que nos dan más sentido a la vida, los valores objetivos que no pasan de moda, los porqués de las cosas..., a la luz del cariño en familia.


            Dejo dos infografías sobre el tema, con unas directrices que se pueden revisar, para que nuestros hijos, y su formación, sea lo más importante, y hagamos que así suceda...
               
                                             




             Y es importante, en cada familia, organizar un planning sobre el uso de pantallas, con unas normas concretas que vayan encauzando el comportamiento de los hijos a este respecto. 

           Por ejemplo, que el control de los dispositivos es por parte de los padres, que las apps las determinan y las compran los padres, o los videojuegos... y también los tiempos de uso, lugares... etc. En especial, para dejar claras algunas cosas antes de la etapa adolescente, tan delicada en muchos aspectos. 



           Dejo algo que puede servir de ayuda a la hora de elaborar unas normas en el uso y manejo de las pantallas. Cada familia, según sus circunstancias y edades de los hijos, pero que vean que todos luchamos en ello, y nos ayudamos.






         Pongo el enlace de las cuatro coordenadas en el mundo digital, para el que quiera revisar el tema. 



       Espero que haya sido útil este post y, si les ha gustado, por supuesto lo pueden compartir con los amigos... Está en juego la felicidad de nuestros hijos, su libertad, y su capacidad de amar.   



                                     Mª José Calvo
                                       optimistas educando y amando
                                     @Mariajoseopt












martes, 14 de febrero de 2017

San Valentín...



                                   
                              ¿CÓMO ES NUESTRO AMOR...?






       Querer a alguien tiene como dos fases. Primero aparece el enamoramiento, en el que vemos toda esa riqueza del otro, esos puntos luminosos que nos encandilan..., y queremos compartir toda la vida con él, con ella.




         Luego viene la fase de maduración del amor, en la que hay que hacer real ese destello que tuvimos al enamorarnos, que nos permitió ver lo que podemos conseguir si realmente nos interesa, si lo trabajamos día a día.





        En un amor maduro no solo hay sentimientos, sino que es preciso poner cabeza en ello, y voluntad para “querer” querer al otro con hechos concretos, con detalles. No basta con estar flotando en sentimientos favorables mientras duren… Hay que trabajar el amor, para que pueda perdurar en el tiempo.


       Es preciso hacer real ese amor. Saber compartir algo valioso, saber agradar, ser amables, luchar por conseguir nuestro mejor "yo", pulir el carácter, pensar en el otro, ver con sus ojos, pensar qué detalles concretos vamos a tener, saber poner paz en momentos tensos, saber perdonar, porque lo importante es la unidad de los dos, ¡hacer equipo!...




        Es como desplazar el centro de atracción del yo al tu... Pensar primero en la persona amada, ver qué necesita..., y no tanto en nuestro yo, porque eso empequeñece el amor.



        Por eso, un gran pensador, Tomás Melendo, señala que "querer es facilitar al otro que nos ame", porque al final, solo se es feliz en la medida en que amamos, y nos dejamos amar de la forma en que el otro nos ama...




      Por eso, podemos pensar un plan especial para disfrutar con la persona querida, y luego, intentar que todos los días sean especiales: hacer de lo cotidiano, algo extraordinario, porque ponemos detalles concretos cada día para reavivar ese amor.






Dejo un vídeo que me ha gustado. Para llegar lejos, hay que ir despacio...



                                            video




                                                       Mª José Calvo
                                                          optimistas educando y amando









viernes, 10 de febrero de 2017

EL AMOR NO TIENE SOMBRAS



    EL AMOR NO TIENE “SOMBRAS”… Y SI TIENE SOMBRAS, NO ES AMOR.



          Refloto un post que escribí a propósito de algunas sombras... Como han vuelto, os dejo estas ideas. 


          Leía en un tuit: “La sexualidad es tan bella que no se merece nada menos que estar protegida por el amor.” Me pareció muy acertado, porque la sexualidad es un bello misterio donde el amor personaliza.

             Es algo tan grande, tan bello, tan bueno, que solo cobra su sentido en el marco apropiado: el amor.


            Y, ¿qué es el amor?
           Amar es “ser especial” para el otro y viceversa. Es confiar, es saber que hay algo bueno y bello en él, o ella, que lucha por salir. Es darle la oportunidad de que lo exprese, es permitírselo. 

            Y es hacerle descubrir que es único, digno de atención. Hacerle ver su valor incalculable, su belleza, y el sentido de su existencia. Y también es manifestar al otro la alegría de estar a su lado, de apoyarle, de ayudarle a conseguir su mejor versión, lo que está llamado a ser
.


          Amar es desear el bien del otro, alegrarse de su felicidad. Es “tener hambre juntos, no devorarse el uno al otro”… como señala Gustave Thibon.





         El amor es una relación entre dos personas de igual dignidad. Es un diálogo entre el dar y el recibir entre dos que se quieren. Una corriente de ida y vuelta, un acoger y un ser acogidos por el otro.

          Y la base de la relación es el respeto. Porque le consideramos muy valioso, digno de ser querido.

             Por eso, cada uno ama y es feliz en la medida en que se preocupa del otro, de hacerlo feliz, de procurar su realización. No se trata de someterlo, sino de reafirmarlo en su persona. Y solo queriéndolo tal cual es, le podemos ayudar a lograr lo mejor de él.






           Podemos hacer un inciso. El universo se rige por unas leyes naturales, que las seguimos sin apenas darnos cuenta porque están impresas en nuestra naturaleza. Son saludables, buenas, ecológicas, y nos hacen felices. 

             Pero el hombre, puesto que es libre, a veces, en vez de orientarse por ellas y caminar hacia una meta valiosa, que en eso consiste la libertad, se aparta de su naturaleza, la “rompe”, y se encamina hacia algo sin sentido… que le atrapa, y le produce un estado de vacío, de tristeza, de infelicidad. Porque todo lo que se hace en contra de la naturaleza pasa factura.

             Y, ¿qué decir de la sexualidad? Para que una relación sea sana, la unión debe realizarse en todas sus dimensiones: afectiva, emocional, corporal, intelectual, y espiritual. Afecta a toda la persona, y llega hasta las "profundidades" de ella.

             En esos momentos es importante la ternura, para que el otro se sienta querido. Porque cuando permitimos que el otro sea lo primero, somos más felices: es la prueba de que queremos de verdad.


                Y el placer es uno de los elementos de la experiencia sexual, pero no es el centro. Si dejamos que lo sea, se convierte en una trampa. La sexualidad, cuando se la reduce a placer de receptor epidérmico, periférico, de “gustirrinin”, pierde su sentido. 

             Vaciamos de sentido al acto más importante y creativo de unión entre dos personas que se quieren; a lo más entrañable.

           Y al perder su significado nos quita parte del sentido de la vida. Acabamos obsesionados, desilusionados, aburridos… y no somos felices.







               Aquí debería terminar el post, pero en vistas de algunas “sombras” que hay por el ambiente, quería comentar alguna idea. 


               Cuando no damos primacía al amor, y pensamos en la sexualidad a secas, la sacamos de su marco, y entonces nos podemos “animalizar” un poco… 


video


                Y el dolor, ¿cómo enfocarlo? Porque el amor a veces conlleva dolor, pero es un dolor “sano” que me viene dado. Y ante él, primero hay que poner todos los medios humanos para tratarlo, para que desaparezca. Si no lo podemos erradicar, lo mejor es sobrellevarlo entre los dos, compartirlo juntos. 

                 Pero nunca es sano buscar el dolor por el dolor, y mucho menos hacer de la belleza de la sexualidad, un problema, o algo patológico. 


 Alguien pensará: ¿y si lo ves solo por curiosidad...? 
Podemos hacernos otra pregunta: ¿tomas un veneno, por ver cómo es su sabor?





Dejo el artículo que escribí para la revista Hacer Familia.





               Lo que pasa, es que así se prescinde del amor y de la dignidad de cada persona.



              Dejo un enlace de algo que me ha gustado, de la crítica de cine Ana Sanchez de la Nieta:

                  La 'oscura' sombra de  "Las sombras de Grey".

http://blogs.elconfidencial.com/espana/tribuna/2017-02-07/sombras-grey-cultura-violacion-cine_1327603/?     







                                                                                Mª José Calvo
                                                                     optimistas educando y amando